02 abril 2006

Esto me pasa por llevar tanto tiempo sin jugar

Resulta que aun me cuesta hacer memoria de cuándo fue la última vez que me eché una pachanga con los colegas, que una vez retirados todos de nuestros respectivos equipos al llegar al bachillerato, teníamos la buena costumbre de acordar jugar un partidito de fútbol una vez a la semana.

Mi abstinencia de fútbol comenzaría en abril del año pasado, cuando me tuvieron que operar de un (sic) tumor óseo benigno, que se me presentó el muy hereje en la rodilla izquierda, así por sorpresa y sin previo aviso. Tras poco más de un mes sin poder andar, aunque sin dejar de lado por ello los bares y el whisky, me recuperé y al cabo de un par de meses ya podía hacer deporte. Y ahí que estuvo el señor verano para evitarlo, con poderosas razones como un calor abrasante, mucho chiringuito y malas mujeres.

Llegado éste a su fin, un servidor hizo las maletas, abandonó su tierra querida y aquí me tienen en Sevilla para llegar a ser algún día un periodista de bien. He hecho muy buenos amigos, algunos un pelín porretillas cuando les da, pero aun así muy buenas personas todos ellos. Eso sí, de fútbol, nonada. Y es un asunto que llevaba rondando mi cabeza meses ha incluso, ¡hay que ver la de tiempo que hace que no juego un partido de fútbol!, se me va a olvidar esto de tocar el balón, con lo decente mediapunta que fue uno en sus años mozos.

Y esta tarde he sufrido las consecuencias de llevar tantos meses sin rascar bola. Volvía yo de haber ido de compras a Mercadona -estoy por tatuarme la marca Hacendado en el antebrazo, a lo Becks- y a todo esto, de repente me topo de bruces en una esquina con dos chiquillos la mar de monos, de pueril edad aparentemente, que llevaban un balón en los pies. Así que para evitar el choque frontal me dispongo a esquivar a uno de ellos (el que pasó al lado mía), y a esto que al realizar el movimiento de echarme a un lado, como es natural extiendo mi pierna izquierda para acto seguido hacer lo propio con la derecha y seguir mi camino... y el muy hijoputa me hizo un caño.

2 Comments:

Blogger Sabariegos said...

Grande, Pablo. Grande.

1:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hijo puta,te dejaron tirado con el caño,espero que al menos les dieras una tunda XD

9:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home